Buenos aires literario Cafés, barrios y esquinas emblemáticas de ayer y de hoy

Cuatro HORAS

A fines del SXIX la ciudad de Buenos Aires crece vertiginosamente, pasando de ser una “gran aldea” a una “ciudad de masas”; desde entonces, los escritores argentinos han narrado en su literatura este fenómeno, a través de sus cuentos, novelas, crónicas periodísticas, e incluso en la poesía y el tango; desde Cambaceres a Arlt, Borges, Marechal, Nicolas Olivari, Homero Manzi, Enrique Santos Discépolo, Oliverio Girondo y tantas otras figuras de nuestra literatura.

Les propongo recorrer la ciudad de norte a sur atravesando algunos de los bares y sitios emblemáticos de la bohemia literaria de las distintas épocas, para comprender las complejidades y antagonismos de las propuestas artísticas de sus protagonistas, y haciendo un paralelismo entre literatura y trazado urbano.

Comenzaremos visitando la zona de Palermo Viejo y la esquina “legendaria” donde según Borges, en su poema “Fundación mítica de Buenos Aires” se fundó nuestra ciudad. Luego visitaremos el imponente edificio de la Biblioteca Nacional, en Recoleta, obra de reconocidos arquitectos argentinos entre ellos, el artista plástico Clorindo Testa. A continuación haremos una parada en la ineludible Librería El Ateneo Grand Splendid, reciclada en lo que fue el antiguo Teatro Grand Splendid y considerada entre las librerías más importantes del mundo. Pasearemos por la céntrica Calle Corrientes, visitando otras librerías destacadas, y las tradicionales e imperdibles “librerías de viejos”. Luego haremos una pausa en el tradicional Café Tortoni, sitio de reunión de famosos artistas, poetas y escritores argentinos del Siglo XX y hoy visitado por célebres personalidades del mundo. De allí caminaremos por Avenida de Mayo con opcional visita guiada al Palacio Barolo.

Finalizaremos con un recorrido por el barrio popular de Boedo, conocido por el tango pero sobre todo por ser el barrio donde convergían los escritores del famoso “grupo literario de Boedo” (entre cuyos integrantes estaba Roberto Arlt), opuesto en concepción e ideología al “grupo de Florida” (cuyo escritor más emblemático fue Borges). Para cerrar este circuito literario, no podemos dejar de visitar el Café Margot, uno de los edificios más antiguos del lugar, donde funciona una biblioteca y un espacio teatral, famoso por sus sandwiches de pavita, que según la leyenda se inventaron aquí en los años 40 en lo que antes era la mítica confitería Trianon.